El tiempo en: Sevilla
26/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

La economía andaluza crecerá un 2,1%, más de lo previsto, según el OEA

La economía andaluza recupera dinamismo en el primer trimestre gracias al consumo privado de las familias y la recuperación agraria tras la sequía y el turismo

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La economía andaluza recupera dinamismo en el primer trimestre gracias al consumo privado de las familias y, junto con la mejoría del sector agrícola por las lluvias de primavera y el espectacular crecimiento del turismo, este año crecerá un 2,1 %, según las últimas previsiones revisadas tres décimas al alza del Observatorio Económico de Andalucía (OEA).

El presidente del Observatorio Económico de Andalucía, Francisco Ferraro, y el profesor de la Universidad Pablo de Olavide Manuel Alejandro Hidalgo han presentado este martes el informe de previsiones económicas, en colaboración de la Fundación Cámara, que avanza un crecimiento similar al de la economía española y se explica en la mejora del sector agrícola por las lluvias del pasado mes de marzo que han alejado el fantasma de la sequía.

También se basan estas previsiones en un aumento "espectacular" del turismo, así como en la moderación de la inflación, en la bajada de los tipos de interés y en los signos de fortaleza que muestra el mercado de trabajo, con más de 3,4 millones de ocupados en Andalucía, ha explicado Ferraro.

Con esta evolución positiva de la actividad económica de Andalucía, que mantiene en los últimos dos trimestres un crecimiento significativo e incluso superior a la media española, recupera parte el ritmo perdido durante buena parte de 2023 respecto a la economía nacional.

En el primer trimestre de 2024 la economía andaluza creció un 0,8 %, impulsada por el consumo privado y también por el consumo público, y con un claro protagonismo del sector servicios y con avances en el agrícola tras varios años afectados por el impacto de la sequía en la producción y el empleo. La industria fue la rama con peor comportamiento.

A la buena evolución de consumo privado ha contribuido la subida salarial que ha permitido recuperar el poder adquisitivo perdido en 2022 por el fuerte incremento de los precios, que, aunque siguen creciendo, se han moderado y se alejan las presiones inflacionistas.

El profesor Hidalgo ha precisado que los costes salariales no crecen mucho, pero sí lo hacen los no salariales debido al alza de las cotizaciones sociales, si bien ha destacado el ritmo de crecimiento sólido del mercado de trabajo, de entre el dos y el tres por ciento, concentrado en los servicios asociados al consumo y al turismo.

También el consumo muestra avances considerables, mientras que la inversión mantiene una tendencia "errática" desde la pandemia, aunque en el primer trimestre ha tenido un crecimiento más fuerte y sólido, según el OEA, que destaca también el dinamismo del sector exterior andaluz.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN