El tiempo en: Sevilla
Martes 23/07/2024  

Sevilla

Admite que asesinó a su suegro en el Polígono Sur pero alega que estaba drogado

El hombre acusado de asesinar de dos puñaladas, en 2022 en el Polígono Sur de Sevilla a otro de 50 años, admite los hechos pero se escuda en las drogas

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un momento del juicio. -

El hombre acusado de asesinar de dos puñaladas, en septiembre de 2022 en el Polígono Sur de Sevilla a otro de 50 años, que podía considerarse su suegro, ha reconocido este martes los hechos, aunque ha asegurado que ese día había consumido cocaína, alcohol y pastillas.

Durante su declaración ante el jurado popular que lo enjuicia esta semana en la Audiencia de Sevilla, el procesado -que se enfrenta a una petición fiscal de 20 años de cárcel- ha mostrado su arrepentimiento por el crimen y ha pedido perdón a la familia de la víctima, un hombre de 50 años, padrastro de su entonces novia.

Según el procesado, el 5 de septiembre de 2022 había tenido una discusión con su pareja, quien se desplazó hasta la vivienda de su padrastro en la barriada de las Tres Mil Viviendas, donde el acusado acabó atacando por la espalda "con una o dos" puñaladas al que podía considerarse su suegro después de que este bajara a la calle.

A preguntas de su abogado, el acusado ha respondido que ese día había consumido sustancias que lo mantuvieron en un "estado de euforia y exaltación".

Antes de la declaración del acusado, su defensa ha aportado además un informe médico para demostrar que su representado está diagnosticado como politoxicómano y que padece un trastorno mental derivado del consumo de sustancia estupefacientes.

El letrado ha avanzado en este sentido al jurado que pedirá una condena por el crimen para su representado, pero con una pena que atienda a esas circunstancias atenuantes.

Relato fiscal del asesinato

La Fiscalía solicita para el acusado, en sus conclusiones provisionales, veinte años de prisión por un delito de asesinato, así como que indemnice con un total de 240.000 euros a la familia de la víctima.

Según el Ministerio Público, los hechos ocurrieron después de que el encausado hubiera agredido a su pareja sentimental en el domicilio que ambos compartían, hechos que son objeto de otro procedimiento en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

Esto motivó que la mujer se marchase a casa de su madre, quien convivía en una relación "análoga" al matrimonio con el fallecido.

Este, sin ser el progenitor de la mujer, mantenía "una relación análoga de afectividad" y paterno filial con la agredida.

Dado que el acusado "imaginaba" que su pareja se encontraba en casa de su madre, se presentó allí y desde la calle le gritaba para que bajase a hablar con él, momento en el que el hombre, desde la ventana de su domicilio, lo conminó a que dejase de gritar y abandonara el lugar, iniciándose una discusión entre ambos.

En el marco de esta discusión, el acusado, determinado a que su pareja bajase y con intención de causar un menoscabo patrimonial, se dirigió a su vehículo, que estaba aparcado en la puerta, y le pinchó las ruedas, comenzando a fracturar los cristales y causando daños tasados pericialmente en 455 euros.

A la vista de aquello, según el relato provisional de la Fiscalía, el hombre bajó a la calle y se encaró con el acusado, quien de forma sorpresiva, sacó un cuchillo de grandes dimensiones que portaba escondido e hizo ademán de clavárselo.

El agredido intentó huir, lo que no logró ya que fue alcanzado por el investigado, quien con la intención de causarle la muerte, sin ningún tipo de defensa por parte de la víctima, le asestó dos puñaladas, una en el costado y otra en la espalda.

Seguidamente, el agredido fue trasladado a un centro hospitalario, donde falleció por las heridas sufridas, en concreto por un choque hipovolémico como consecuencia de una hemorragia interna severa causada por heridas con arma blanca que afectaron a órganos vitales, no presentando lesiones de defensa en los brazos o en las manos.

Al acusado intentó huir aunque fue detenido posteriormente.

En el lugar de los hechos, la Policía intervino el arma empleada para la agresión, un cuchillo de aproximadamente quince centímetros de largo con forma de pistola antigua.

Al igual que la Fiscalía, la acusación particular ha solicitado en nombre de la familia de la víctima que el procesado sea condenado a 20 años de prisión por un delito de asesinato.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN