El tiempo en: Sevilla
Viernes 19/07/2024  

El Jueves

Palomitas de maíz

Uno no sabe de qué hablar con la que está cayendo. Si nos ponemos a enumerar todo lo que pasa, daría para llenar algo más que esta humilde columna...

Publicado: 14/06/2024 ·
17:43
· Actualizado: 14/06/2024 · 17:43
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Fachada del Congreso de los Diputados de Madrid. -
Autor

Miguel Andréu

Miguel Andréu es comunicador y escritor. Actualmente, director de Andréu Comunicación

El Jueves

Este blog aborda temas generales de actualidad, preferentemente de interés local en Sevilla

VISITAR BLOG

Uno no sabe de qué hablar con la que está cayendo. Si nos ponemos a enumerar todo lo que pasa, daría para llenar algo más que esta humilde columna. Al consabido caso (presunto, por supuesto) de corrupción en sus múltiples variantes de la esposa del presidente del Gobierno, se une ahora el de su hermano. A la polémica Ley de Amnistía, ya publicada como ustedes saben el BOE y que ha levantados un sinfín de dudas entre los magistrados, se une el plante de los fiscales del procés independentista catalán ante el Fiscal General del Estado. A la verborrea inaguantable de Barbie Díaz se une ahora este cuarto y mitad de dimisión que ni los suyos han entendido y que abre una nueva brecha en las desgastadas relaciones existentes en el seno del gobierno. Y a los resultados de las elecciones europeas (léalos cada uno en el contexto que desee, como triunfo o derrota) viene a sumarse la irrupción de un paisano, de nombre Alvise, que seguro que nos va a dar “tardes (y mañanas y noches) de gloria” cuando se le suelte la lengua más de lo debido, si no la tiene suelta ya, en Bruselas y ante los dirigentes de otros países.

Esto va a ser muy divertido. Háganme caso.

Pero para divertirnos ya, sin esperar la constitución del parlamento europeo, siempre están disponibles los aplausos, aspavientos y frases a micrófono abierto de otra paisana, María Jesús Montero, la ilustre vicepresidenta (con “v” de verdulera) de este gobierno que está hecho trizas. Me rio mucho, permítanme que lo confiese, cuando la veo aplaudir con ese ahínco junto a su jefe de filas, el guaperas de Pedro Sánchez. Quiero recordar que fue una excelente consejera de Salud de la Junta de Andalucía: pero de su tierra, la que la hizo crecer como política, parece que se acuerda poco. O nada.

Y como colofón a la guinda de este panorama lamentable que tenemos, también quedan las intervenciones en el Congreso de los Diputados de Sus Señorías. Y miro a todos lados, porque todos tienen algo que ocultar. La crispación y los insultos no son un buen opio para el pueblo, ni un buen ejemplo para las generaciones venideras de aquellos que acaben en la política, de ahí el bajo nivel de todos, salvo excepciones.

Quedan muchos y divertidos capítulos que vivir. Porque una de las mejores tracas se va a producir dentro de poco, cuando el Muy Honorable Carles Puigdemont sea detenido en suelo español, que es lo que va buscando.

Compren palomitas, que esto no ha acabado.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN