El tiempo en: Sevilla
Viernes 19/07/2024  

Sevilla

ERE en Vodafone, el "paradigma de todos los males del sector telco"

La plantilla se concentra en Sevilla y en toda España contra el ERE planteado por Zegona y que afectará a 1.200 personas, el 36% de la plantilla

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • La protesta ante el Ayuntamiento de Sevilla. -
  • Zegona, un fondo de inversión británico, se hizo con la firma en mayo por 5.000 millones
  • Los sindicatos rechazan la propuesta de la empresa, inamovible en las negociaciones, y han convocado también dos días de paro
  • UGT lamenta el sexto ERE de la empresa en una década y recuerda que los empleos que se destruyen son de calidad

Sevilla ha sido escenario, como el resto de ciudades del país, de la primera jornada de protesta de la plantilla de Vodafone contra el expediente de regulación de empleo (ERE) que podría afectar a 1.200 empleados, el 36% de la plantilla, y que ha planteado Zegona, un fondo de inversión británico que se hizo con la firma tras la autorización del Gobierno de España.

Ante el Ayuntamiento y convocados en el caso de Sevilla por UGT, la protesta ha emulado a la que se celebraba en Madrid, Barcelona, Valencia, Vigo, Valladolid, Las Palmas y Zaragoza, donde la plantilla ha protestado por el enésimo expediente que soportan, uno cada dos años, movilizaciones que se repetirán durante la negociación del ERE y que incluyen, además, dos jornadas de huelga los días 9 y 11 de julio.

Los sindicatos denuncian que Zegona incumple los compromisos que adquirió con el Gobierno para que se autorizara la compra, entre ellos el aumento de la inversión y apostar por el despliegue de la tecnología 5G. El fondo de inversión británico, que se hizo con Vodafone España en mayo por 5.000 millones de euros, ya anunció que la viabilidad de la empresa conllevaba cierre de tiendas y una reducción de trabajadores, en concreto, 1.198 empleados.

La primera propuesta de la empresa incluía indemnización de 24 días de salario por año trabajado con un tope de 14 mensualidades, rechazada por los sindicatos, que reclamaban alternativas empresariales y planes de negocio, pero la empresa no se ha movido de sus intenciones. CCOO rechaza el informe técnico que ha presentado por su “nulo rigor” y UGT insiste en un “análisis serio y profesional” de las necesidades de reducción de personal.

El “paradigma de todos los males”

UGT considera que Vodafone es el “paradigma de todos los males del sector telco español y europeo” y ve en el sexto ERE que sufre la compañía en una década la personificación del “último capítulo de la terrible relación con el empleo que vive unos de los sectores más dinámicos e importantes de nuestra economía. Sus cifras en retrospectiva no pueden ser más significativas: en las últimas dos décadas, Vodafone ha destruido el 76% de los puestos de trabajo que empleaba y ha perdido el 42% de sus ingresos”.

Que un sector en el que se basa "toda la actividad digital de nuestra economía", y que además "presume de las redes de telecomunicaciones más modernas y vanguardistas" de Europa, sea uno de los mayores destructores de empleo, precisamente en un momento de apogeo histórico en el número de ocupados, demuestra un “fracaso sin paliativos, contumaz y estrepitoso, de reguladores, legisladores y empleadoras”, argumentan desde el sindicato.

Compración Ingresos vs. Empleo Vodafone España 2004-2024.

El sindicato también pone el foco de atención en el tipo de empleo que se destruye: “empleo de calidad, con buenos salarios y con derechos, pero además hablamos de puestos de trabajo tech”, cuando la UE asegura que para 2030 se necesitarán “20 millones de especialistas TIC a finales de esta década” cuando España está en el puesto 19 de 30 países. “Ni empresarios, ni el gobierno ni los reguladores hacen nada por defender esta masiva destrucción de empleo digital, TIC, STEM, tecnológico, tech y teleco”, concluyen.

Para UGT,  Vodafone España representa el paradigma de una “nefasta regulación sectorial que, conjuntamente con la apatía de los legisladores y una incompetente dirección empresarial, acaban en una indigna secuencia de despidos masivos que acaban destruyendo empleo de calidad, con salarios, derechos y una preparación tecnológica de primera categoría”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN