El tiempo en: Sevilla
Miércoles 24/07/2024  

Sevilla

Javier Fernández: “La Junta le tiene que dar un plus a Sevilla que yo no he visto”

El presidente de Diputación de Sevilla espera que Juanma Moreno pase de la cortesía y se pongan a trabajar conjuntamente en el plan Sevilla de 10

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Critica la “reacción desmesurada” de los dirigentes del PP poniendo en tela de juicio la legitimidad del Constitucional
  • Asegura que la situación de la Sierra Sur y Osuna es la “zona cero” de la sanidad tras la pandemia
  • El secretario general del PSOE de Sevilla considera que el partido está a tiempo de conectar con la sociedad y “ser útiles”

El presidente de la Diputación de Sevilla, Javier Fernández, ha reclamado a su homólogo en la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, “un plus” para Sevilla “que yo no he visto”, reclamándole trabajar conjuntamente en el plan Sevilla de 10, mientras que ha reconocido que siente una sensación “agridulce” tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el caso ERE, porque se “está desmantelando la mentira” pero rechaza la “reacción desmesurada” de los dirigentes del PP.

Fernández, que ha hecho balance de su año al frente de la institución provincial en el programa Las Siete de 7TV, ha reconocido que la relación con otras administraciones ha sido “más fácil con unas que con otras”, con “mucha receptividad” en el Gobierno central, desatascando proyectos e infraestructuras con varios ministerios, mientras que con el presidente de la Junta, Juanma Moreno, tras la reunión cordial y con lealtad que mantuvieron, “sigo esperando respuesta” al proyecto Sevilla de 10 que le presentó.

La Junta de Andalucía le tiene que dar un plus a Sevilla que yo no he visto”, no sólo por la capitalidad sino porque son dos millones de habitantes, aseguraba. “He encontrado menos receptividad y espero que pase de la exclusiva cortesía a que nos pongamos a trabajar conjuntamente”, puesto que considera que el plan Sevilla de 10 “es de ida y vuelta, no es un plan en el que solo pida, yo pido, pero también doy”.

Ha reconocido “fricciones” con la Junta, la más sonada la turística, tanto por la presencia de las provincias en el pabellón de Fitur como por la decisión del alcalde de Sevilla de situar su estand fuera de la provincia. Aún así, ha reconocido que la gran demanda de la provincia es la sanidad, que es la preocupación que le trasladan los municipios. “Hay un tremendo malestar, en todos los municipios, independientemente del color político, aunque los del PP chillan un poco menos”, apuntaba, porque a su juicio la zona Sur y Osuna es “la zona cero de la sanidad, donde había antes de la pandemia 31 médicos y ahora hay 15”.

Según Fernández, lo que hace Diputación ante las demandas sanitarias es ser “altavoz y hacerle ver al presidente de la Junta que hay que invertir en salud, mantener la apuesta por lo público, que hay que retener el talento, un plan de blindaje en la sanidad pública y, sobre todo, una apuesta política, no trasvasar mil millones de la sanidad pública a la privada”.

También le trasladó, aún sin respuesta, la creación de una Conferencia de Presidentes de Diputación para trasladarle, cada seis meses, las “inquietudes que nos hacen llegar los alcaldes y alcaldesas”. “Sería bueno para la Junta porque podemos servirle como tormenta de ideas” y llevarle la información de los ocho millones de habitantes, ha explicado.

Hasta la reunión del martes, tampoco hubo entendimiento con la asistencia a los municipios ante la plaga de mosquitos del Virus del Nilo, aunque la próxima semana se actuará “con los medios oportunos y donde nos indiquen” para tratar de solventar un problema “que afecta a once municipios y a cien mil personas que genera una gran preocupación”.

Podemos aplazar la discusión y actuar si la Junta no lo hace, no nos vamos a poner de espaldas ni de perfil ante problemas que tengan nuestros municipios”, decía tras señalar que consideran que es un problema de salud pública y la Junta es la competente, quien debe decretar la emergencia y que los técnicos competentes indiquen lo que hacer.

Sensación agridulce tras la sentencia de los ERE

Fernández, que también es secretario general del PSOE de Sevilla, ha reconocido que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el caso de los ERE le genera un sabor “agridulce”. “Calma y tranquilidad” porque el TC “está desmantelando la mentira sobre la que se construyó, la cúpula del PSOE no se enriqueció y aquí no hubo un plan preestablecido” y porque también se está restituyendo el “honor personal, no sólo el político”.

Pero la “parte más agria” está siendo la “reacción de los dirigentes del PP a todos los niveles” con sus críticas al Constitucional, cuando es un “tribunal de garantías”. “Puedes no estar de acuerdo con una sentencia, pero se está poniendo en tela de juicio la legitimidad del Tribunal Constitucional, la separación de poderes y todo lo que ha sustentado la democracia de nuestro país”.

“Contento por una parte pero sorprendido muy ingratamente por la reacción desmesurada de un PP que formó parte de la denuncia y que parece como si de la noche a la mañana se le hubiera caído el gran sustento por el que pudo llegar el 2 de diciembre y sin ganar las elecciones al Gobierno de la Junta de Andalucía”, resumía.

Preguntado sobre la posibilidad de que el PSOE vuelva a San Telmo, ha asegurado tajante: “Sí estamos en condiciones, hay tiempo para reconectar con la sociedad y volver a ser útiles para que la gente vuelta a confiar en nosotros”.

Según Fernández, el PSOE va a poner “toda la carne en el asador” y la Andalucía de hoy “no es mejor que la que se encontró Moreno Bonilla. Tenemos la obligación de proponer un proyecto alternativo que ilusione a la gente y que vuelvan a pensar que hemos vuelto, poniendo lo público por delante y siendo útiles”.

Líderes y proyectos y proyectos y líderes, no puede haber líderes sin proyecto ni proyecto sin líderes”, ha asegurado, apuntando que las patas sobre las que se debe sustentar son la sanidad y educación públicas, juventud, vivienda, política industrial y “la bandera del cambio climático que tenemos que coger desde la izquierda”.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN