El tiempo en: Sevilla
Sábado 16/01/2021

Sevilla

Condenado por expoliar seis monedas romanas en Carmona con un detector de metales

El condenado fue "interceptado" por la Guardia Civil en el mismo lugar de los hechos y ha reconocido los mismos

Publicidad Ai
  • Monedas romanas antiguas.

El Juzgado de lo Penal número 15 de Sevilla ha condenado a un varón sorprendido por la Guardia Civil en Carmona tras hacerse con seis monedas romanas de época bajo imperial, extraídas del suelo mientras buscaba vestigios arqueológicos con un detector de metales, extremo tipificado como delito contra el patrimonio histórico en concurso ideal con un delito de hurto agravado.

En esta sentencia emitida el pasado 4 de diciembre y recogida por Europa Press, se declara probado, por conformidad entre las partes, que el 20 de agosto de 2018, el acusado, identificado como Luis G.B., "se encontraba en un camino agrícola anexo a la incorporación de la antigua carretera N-IV a la autovía A-4", concretamente en el punto kilométrico 511 y en el término municipal de Carmona, usando "un detector de metales con auriculares y una herramienta de mano para excavar".

El individuo, según el relato de hechos probados, estaba "removiendo el suelo" en un entorno catalogado como "zona arqueológica", pues no en vano Carmona guarda importantes vestigios de la antigua Carmo romana, como su famosa necrópolis, datada en el siglo I de la era actual y primer yacimiento arqueológico de España musealizado para visitas; o el anfiteatro enclavado a escasos metros de la zona sepulcral.

Mediante estas labores, detalla la sentencia, el individuo obtuvo "seis monedas romanas" de época bajo imperial, "provocando un daño al patrimonio público cultural valorado pericialmente en 2.000 euros por la pérdida de valor histórico de los yacimientos afectados al remover la tierra y alterar el contexto en el que se encuentra la información arqueológica".


SORPRENDIDO POR LA GUARDIA CIVIL

Empero, Luis G.B. "no logró apropiarse definitivamente de las monedas al ser interceptado" por agentes de la Guardia Civil en el lugar de los hechos, "sin que hubiera tenido plena disposición" de las mismas.

Dado el caso, y de conformidad entre las partes, el acusado ha sido condenado a seis meses de cárcel por un delito contra el patrimonio histórico en concurso ideal con un delito de hurto agravado en grado de tentativa, así como a indemnizar con 2.000 euros a la Junta de Andalucía por sus actos sobre bienes del patrimonio histórico andaluz.

La pena de cárcel, no obstante, ha sido suspendida con la condición de que el condenado, con antecedentes penales no computables en esta causa, no delinca en un periodo de dos años y abone en dicho periodo la cuantía impuesta en materia de responsabilidad civil, a razón de 84 euros al mes, siendo revocada la suspensión acordada en el caso de no cumplir tales condiciones.

COMENTARIOS