El tiempo en: Sevilla
Jueves 21/01/2021

Reactiva Sevilla con Emasesa

La Puerta Verde en la Avenida de la Cruz Roja, la nueva ciudad saludable

El proyecto adapta esta zona de la ciudad al cambio climático con un doble objetivo, un menor consumo de energía y más calidad de vida para la ciudadanía

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • El proyecto, además, cuenta con la financiación de fondos europeos a través del programa Life18 en la categoría de Adaptación del Cambio Climático
  • El agua se establece como elemento vertebrador en un proyecto que reordena la movilidad de una forma sostenible y más saludable
  • El antecedente es el proyecto piloto de la Avenida del Greco y el futuro, el proyecto de transformación Cartuja Qanat

El proyecto de intervención que impulsa el Ayuntamiento de Sevilla a través de la empresa pública Emasesa en la Avenida de la Cruz Roja es uno de los principales ejemplos del modelo de intervención de lo que se ha denominado Ciudad Saludable: la Puerta Verde en la Avenida de la Cruz Roja supone la adaptación al cambio climático de la ciudad con un doble objetivo, un menor consumo de energía y más calidad de vida para la ciudadanía.

La intervención en la Avenida de la Cruz Roja se encuentra ahora mismo en licitación y plazo para la presentación de ofertas para llevar a cabo el proyecto, que ha contado con la participación de los agentes implicados, de los vecinos, de los comerciantes y de cuyos avances y desarrollo Emasesa irá dando cumplida cuenta a los ciudadanos.

La reurbanización y peatonalización van a suponer una reactivación económica y social de la zona tal y como ha ocurrido con otras trasformaciones urbanas que se han llevado a cabo en la ciudad.

El proyecto, además, cuenta con la financiación de fondos europeos a través del programa Life18 en la categoría de Adaptación del Cambio Climático. La reurbanización de la Cruz Roja fue el proyecto diseñado por Emasesa junto con el Ayuntamiento, la Universidad de Sevilla, la pyme SDOS y la Agencia EFEVerde, con una innovadora idea: una gestión urbana del agua, de ahí la participación de Emasesa, a través de tecnologías innovadoras y replicables para reducir la temperatura pero integrado en un espacio público enfocado al peatón, buscando la mejora del espacio para la salud y la convivencia vecinal.

Así, Emasesa, contribuye a la política de reorganización de la movilidad de la ciudad de una forma más sostenible del Ayuntamiento de Sevilla y lo hace con el agua como elemento vertebrador de una estrategia clara: renovar los sistemas de saneamiento y abastecimiento transformando los entornos urbanos para que sean más sostenibles, con la eficiencia como clave, y con el ciudadano como protagonista, en el diseño del proyecto y en el disfrute de un entorno más saludable y habitable, con más espacios de sombra, fuentes y con peatonalizaciones.

Esa nueva Puerta Verde que implica el proyecto de la Avenida de la Cruz Roja, proyectado para este 2021, el diseño consiste en intervenir esta arteria de la ciudad con denso tráfico rodado y que pasará a ser peatonal con vial mixto para ciclistas y garajes colindantes. Igualmente, la transformación urbana incorpora una nueva red de alumbrado en toda la calle tipo LED.

A través de una renovación integral de las redes de abastecimiento y saneamiento se introducirán nuevos pavimentos drenantes, se aplicarán técnicas innovadoras para la reducción de temperatura en áreas concretas a través de elementos sostenibles, se rediseñará la avenida con elementos vegetales, agua y alumbrado singular para generación de sombra, lugares de estancia y reducción de temperaturas.

Recreación del proyecto de la Avenida de la Cruz Roja.

Descripción y detalles del proyecto

Ante la necesidad de renovar la red de saneamiento de la Avenida de la Cruz Roja de Sevilla y la posibilidad de optar a financiación europea, a través del programa LIFE18, Emasesa junto con el Ayuntamiento de Sevilla, Universidad de Sevilla, la Pyme SDOS y la Agencia EFE Verde, presentaron, en la categoría de Adaptación al Cambio Climático, el proyecto ganador WaterCool Cruz Roja, el cual tiene como objetivo demostrar la eficiencia de un concepto integrado y sistémico de gestión urbana del agua mediante el despliegue de tecnologías de adaptación al cambio climático, innovadoras y replicables, y todo ello integrado en un proyecto urbanístico que desarrolle un nuevo concepto de espacio público y de ciudad, enfocado al peatón.

Ámbito de la actuación

El ámbito de proyecto abarca la Avenida de la Cruz Roja y las calles Doctor Jiménez Díaz, Manuel Villalobos y Jorge de Montemayor.

El diseño de la Avenida de la Cruz Roja se inicia con la denominada Puerta Verde, formada por dos fuentes y árboles, que da paso a la Avenida de la Cruz Roja desde la Ronda Capuchinos. La Avenida se peatonaliza, manteniendo un vial mixto flanqueado por dos líneas de árboles, que funcionará como carril bici al tiempo que sirve de acceso a ambulancias, servicios públicos y garajes de residentes.

También se genera una nueva plaza peatonal en la intersección de la Avenida de La Cruz Roja con las calles Manuel Villalobos y Doctor Jiménez Díaz, en la cual se instala una tercera fuente ornamental, con un diseño aerodinámico específico, que apoyada en la nueva arboleda a implementar rememorando un bosque mediterráneo, conseguirá mejorar las condiciones de temperatura en sus inmediaciones.

El diseño urbanístico en el resto del ámbito se enfoca en reorganizar los viarios para conseguir un mayor espacio para el peatón, vías ciclistas y espacios verdes.

Modelo de construcción sostenible. Calidades constructivas

El diseño de los pavimentos incluye una composición de colores marcada por la referencia a la Cruz Roja y el homenaje a las bandas musicales de la ciudad, lo que origina un patrón compuesto por una gama de rojos que va desde el magenta al naranja, en el que impera la ortogonalidad y se distribuye a lo largo de la Avenida a semejanza de las teclas de un piano.

La necesaria renovación de las redes de saneamiento se complementa con el diseño e implementación de Sistemas Urbanos de Drenaje Sostenible (SUDS), a base de pavimentos permeables y zonas verdes con una superficie total de unos 6.000 m2 que infiltran el agua de lluvia al subsuelo, optimizando el funcionamiento de la propia red de saneamiento y la calidad del agua, al tiempo que recarga el nivel freático.

El proyecto también persigue rebajar la temperatura en diversos espacios públicos mediante la plantación de arbolado y la creación de tres estancias en las que se inducirá un microclima con sistemas de enfriamiento por aire mediante dispositivos pilotos desarrollados por la Universidad de Sevilla. Dichas estancias son una parada de BUS, el patio del Colegio Arias Montano y el Parque Plaza Manuel Garrido. El sistema de enfriamiento se alimentará de dos aljibes subterráneos de 25.000 litros

Otro de los objetivos incluido en el proyecto es la disminución de compuestos contaminantes del aire mediante el tratamiento fotocatalítico de una superficie total de 6.000 m2 del pavimento.

La Avenida del Greco antes de la intervención.

El antecedente, la Avenida de El Greco

La Avenida de El Greco ha sido uno de los proyectos más ambiciosos para la ciudad de Sevilla puesha supuesto poner en marcha un proyecto piloto para reducir el efecto de “isla de calor” e iniciar un nuevo modelo de “Ciudad Saludable” más sostenible, más amable, más respetuosa con el medio ambiente y más cercana a la ciudadanía.

Así se ha aumentado la zona peatonal, el arbolado y, por tanto, los espacios con sombra, incorporando iluminación y nuevos espacios verdes, un suelo ecoeficiente -más verde, con capacidad de bioretención- plataformas peatonales y más mobiliario urbano: bicicleteros, fuentes, zonas infantiles y para las personas de edad, etc.

En definitiva, un espacio donde reducir el impacto climático en la ciudad mediante el verde y el aguapara hacer una ciudad más saludable, ecológica y social en el marco del Ciclo Integral del Agua.

Cartuja Qanat, un proyecto que suma la innovación a la sostenibilidad

El Ayuntamiento de Sevilla, Emasesa, el PCT Cartuja, la Universidad de Sevilla, el CSIC y la Fundación Innovarcilla, en el marco de la estrategia de impulso de proyectos sostenibles, innovadores y que recuperen espacios públicos para el uso ciudadano, han puesto en marcha la iniciativa Cartuja Qanat. Se trata de un proyecto que cuenta con un presupuesto de cinco millones de euros, de los cuales el 80% proceden de la convocatoria europea Urban Innovations Actions. El proyecto ha salido recientemente a licitación y se encuentra en plazo de recepción de las ofertas.

El proyecto recoge la puesta en marcha de soluciones innovadoras y nuevas propuestas técnicas a través del desarrollo de un Qanat bajo la Avenida Thomas Alva Edison en la Cartuja. En la superficie está programado tanto un zoco como un anfiteatro y una conexión entre ambos espacios que permita un sistema de bioclimatización que adapte este espacio al cambio climático.

COMENTARIOS