El tiempo en: Sevilla
Viernes 15/01/2021

Sevilla

Padres de un colegio de Alcalá del Río denuncian que la caldera no funciona

La asociación de padres y madres del Rafael Bravo Martín se quejan de los problemas de espacio pese a la instalación de aulas prefabricadas

Publicidad Ai
  • Un aula.

La asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio Maestro Rafael Bravo Martín de Alcalá del Río (Sevilla) ha avisado este miércoles de que la comunidad educativa de dicho centro sigue sufriendo problemas de espacio pese al nuevo recinto, donde además "la caldera no funciona" coincidiendo con las bajas temperaturas de estos días.

En un comunicado, la AMPA recuerda que las reivindicaciones en torno a la "falta de espacio" de este centro educativo se remontan a "diez años" atrás, motivando la instalación de cuatro aulas prefabricadas, además de las carencias de espacio para "adecuar un comedor" o la obligación de usar el salón de usos múltiples para el aula matinal, la biblioteca para dar clases o la sala de recursos para instalaciones de la biblioteca.

"La solución pasaba por construir un colegio de dos líneas más para la localidad, pero en lugar de eso la Junta de Andalucía decidió hace cuatro años que se haría un colegio más grande, de tres líneas, que acogería a todo el alumnado", rememora la AMPA, exponiendo que pese a ello, las obras finalmente promovidas por la Administración andaluza estaban destinadas a "construir un colegio de dos líneas con un presupuesto de más de tres millones de euros y la promesa de realizar una ampliación, pero no ha sido así".

LA PROMESA DE LA SEGUNDA FASE

En efecto, el verano de 2018, la Junta de Andalucía licitaba estas obras por casi cuatro millones de euros para un nuevo edificio de "tipología C2, dos líneas de Infantil y Primaria", con la promesa de "construir una segunda fase que dotará al centro de una unidad más, hasta configurarse como un C3", según anunciaba entonces la Administración educativa.

Dado el caso, la AMPA indica que actualmente, en el nuevo recinto derivado de dicho proyecto de nuevo colegio, el salón de usos múltiples ha sido "dividido para tener dos clases, el aula matinal es una clase, la biblioteca es la sala Covid, el gimnasio está sin terminar, los espacios de sombra son casi inexistentes, el supuesto sistema de detección de CO2 está sin terminar y lo más indignante de todo, la caldera no funciona en un colegio nuevo que ha costado más de tres millones de euros".

La Junta de Andalucía, de su lado, ha incluido en el Plan de Infraestructuras Educativas para el periodo 2020-20207 la segunda fase del nuevo colegio.

COMENTARIOS