El tiempo en: Sevilla
Viernes 05/03/2021

Sevilla

El abuelo de Marta del Castillo: "Que nos digan dónde está, aunque sea con un anónimo"

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo, asesinada hace hoy 12 años, reitera su petición para saber dónde está el cuerpo

Publicidad AiPublicidad Ai

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo.

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo.

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo.

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo.

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo.

José Antonio Casanueva, el abuelo de la joven sevillana Marta del Castillo, asesinada hace hoy 12 años sin que nunca apareciese su cadáver, ha pedido que las personas que sepan dónde está el cuerpo lo comuniquen de cualquier forma a la familia, “aunque sea con un anónimo”.

En declaraciones a Efe, Casanueva, que cumplirá 85 años el próximo septiembre, se ha mostrado pesimista sobre la posibilidad de que el cadáver sea localizado “antes del 13 aniversario”, lamentando que “los cinco asesinos, aunque haya uno solo declarado, siguen sin decirnos donde esta el cuerpo”.

Por eso, ha pedido que "haya un anónimo o lo que sea, para poder descansar nosotros”, y ha lamentado que “mi señora se fue sin saber dónde estaba su nieta, y yo creo que me voy a ir y tampoco voy a saberlo”.

“Espero que la Justicia cumpla con su deber, aunque ahora mismo lo dudo”, ha dicho en los jardines de la barriada Tartessos de Sevilla donde vive la familia, en la que una pancarta pide justicia para la joven y la repetición del juicio, con un ramo de flores que han colocado algunos vecinos para conmemorar la fecha.

José Antonio Casanueva ha recordado que la última vez que vio a su nieta fue a la una de la tarde del día que la asesinaron, “cuando me pidió dinero para incienso, porque era muy devota de las cofradías”, y ha rememorado que comenzó a preocuparse cuando “a las nueve estaba en casa siempre, y esa noche no llegaba”.

Desde entonces, la familia ha pedido en reiteradas ocasiones que las personas que saben donde está el cadáver lo digan, con el fin de que sea enterrado y terminar con la situación que viven desde entonces.

COMENTARIOS