El tiempo en: Sevilla
Sábado 06/03/2021

Sevilla

In Nomine Dei: la cofradía que Sevilla saca a la calle esta Semana Santa

El Consejo de Hermandades y la Fundación Cajasol inauguran el plato fuerte de esta Cuaresma y Semana Santa: la exposición de 268 piezas procesionales

Publicidad AiPublicidad Ai

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

In Nomine Dei.

Cuántos pendientes, collares, alianzas… para hacer una corona o un puñal de la Virgen. Eso es In Nomine Dei”. Un emocionado Antonio Garduño, comisario de la exposición que desde hoy y hasta el 4 de abril se podrá contemplar en la gran manzana cultural de la Fundación Cajasol en la Plaza de San Francisco, ha resumido así el espíritu de la muestra con la que “cubrir el vacío emocional de los últimos años” en los que no ha habido pasos en la calle por la pandemia. Una exposición de 268 piezas de incalculable valor que refleja la “búsqueda de amparo en nuestros valores y tradiciones”; una “cofradía encerrada” en la sede de la Fundación Cajasol. In Nomine Dei es el plato fuerte del programa de actos y actividades que el Consejo de Hermandades de Sevilla ha pergeñado para esta Cuaresma y Semana Santa. 

Empezando por lo menos sentimental pero sí lo más sustancial, la visita está sometida a estrictas normas de seguridad para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. Lo primero: los aforos. Accederán un máximo de 15 personas cada 10 minutos. El tiempo máximo de la visita es de una hora (10 minutos en cada uno de los seis espacios reservados para la muestra). De lunes a jueves no festivos, el acceso será gratuito sin reserva previa, comenzando el primer turno a las 11.00 horas y el último a las 17.00 horas.

Los viernes, sábados, domingos, festivos y Semana Santa (del 29 de marzo al 4 de abril), el acceso será gratuito con reserva previa, con un máximo de cuatro entradas por persona. Igualmente, se repartirán un máximo de 15 entradas en intervalos de 10 minutos, comenzando el primer turno a las 11.00 horas y el último a las 17.00 horas (todo sujeto a posibles cambios de horario en función de las decisiones que vayan adoptando en los próximos días las autoridades sanitarias).

Hay tres maneras de realizar las reservas: en la taquilla de la Fundación Cajasol, en la calle Álvarez Quintero, de lunes a domingo en horario de 11.00 a 15.00 y de 16.00 a 18.00 horas; a través del teléfono 954 508 200 y través de la página web de la fundación. La recaudación, vía donativos, irá destinada íntegramente a las Hermandades de Sevilla.  

El visitante que entre en la sede de la Fundación en la Plaza de San Francisco se topará con un patio dedicado a los palios. El manto de la Macarena de Rodríguez Ojeda, junto al de la Virgen de San Isidoro o el paso de la Virgen del Patrocinio, del Cachorro, son sólo algunas de las piezas con las que abrir boca. Las hermandades han querido tributar un homenaje a los servicios esenciales que han estado y están en primera línea en esta pandemia. Ocupan, por ello, un lugar muy destacado el guion de Medicina de la Hermandad de los Estudiantes, así como se puede ver la placa de la Policía Local que porta la Virgen de la Trinidad. “In Nomine Dei recoge lo que pensamos y sentimos los cofrades”, ha subrayado Garduño. En los otros cinco espacios se pueden ver desde enseres, a figuras secundarias y una selección de túnicas de Cristo, entre otras piezas.

Tanto el presidente de la Fundación Cajasol, Antonio Pulido, como el del Consejo, Francisco Vélez, han resaltado que la exposición será “recordada” como una “muestra excepcional para un momento excepcional”. El alcalde de la ciudad, Juan Espadas, ha resaltado que se trata de un “ejemplo más de unidad frente a la adversidad”. Por su parte, el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha llamado la atención sobre “lo sustantivo” en Cuaresma y Semana Santa, que es la celebración “con hondura y verdad” de este tiempo litúrgico. La ausencia de pasos en la calle, ha sentenciado Asenjo, “brinda la oportunidad de vivir una Semana Santa más intensa e íntima en lo fundamental”. Ante el riesgo de “distraerse de lo fundamental”, la imposibilidad de sacar a las cofradías a la calle da paso a la “intensidad religiosa”.

COMENTARIOS