Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Martes 20/04/2021

Sevilla

Patrimonio no autoriza la ampliación de un solarium junto al Palacio Arzobispal

La Comisión argumenta que la documentación presentada acredita un "incremento de la edificabilidad prohibido"

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Palacio Arzobispal.

La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, adscrita a la Consejería de Cultura, ha valorado desfavorablemente el documento de "estudios previos" entregado para un proyecto de obras de ampliación del solárium de la piscina y zona de esparcimiento de un edificio catalogado de la calle Don Remondo, en pleno casco antiguo de la capital andaluza y junto al Palacio Arzobispal.

En concreto, en un acuerdo aprobado el pasado 24 de marzo y recogido por Europa Press, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha abordado un documento correspondiente a los "estudios previos" a las obras de ampliación del solárium de la piscina y zona de esparcimiento de la quinta planta de un edificio de la céntrica calle Don Remondo.

El inmueble, en ese sentido, figura en el sector del Conjunto Histórico Artístico de Sevilla correspondiente a la Catedral, siendo abarcado además por el entorno de protección correspondientes al Palacio Arzobispal al estar declarado el mismo como bien de interés cultural (BIC) y, por si fuese poco, está inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

Además, según se precisa en el acuerdo aprobado, el edificio se encuentra en "zona de amortiguamiento" delimitada respecto al Archivo de Indias, la Catedral y los Reales Alcázares como monumentos declarados Patrimonio Mundial.

"INCREMENTO DE LA EDIFICABILIDAD"

Bajo esos parámetros, la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha acordado "tomar conocimiento del estudio previo para la ampliación de solárium de piscina-zona de relax en la planta quinta" de dicho inmueble, que "se valora en sentido desfavorable por considerar que la pasarela sobre el patio supone una modificación de la relación entre lo construido y el espacio libre, lo que se traduce en un incremento de la edificabilidad prohibido" por la Ley del Patrimonio Histórico, extremo que también sucede "con el nuevo volumen creado para la instalación de una barra".


Además, la Comisión detecta otras "incidencias en el paisaje urbano" a cuenta del proyecto, pues por ejemplo "no se describen las protecciones y el estado final de los cerramientos de la parcela en el ámbito de la escalera metálica que se sustituye por otra también ligera" ni se "presenta el estado actual del segundo nivel, por lo que se desconoce el alcance de la modificación propuesta".

Por eso, la comisión pide "un reformado que subsane lo expuesto", incluyendo "toda la información necesaria para valorar el impacto de la intervención completa en el conjunto histórico, incluso la ya aportada, con una relación de los cambios introducidos".

COMENTARIOS