Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Lunes 21/06/2021

Sevilla

Víctima de un disparo en el Polígono Norte identifica al acusado "sin ninguna duda"

El inculpado, sin embargo, sostiene ante el juez que el sólo oyó "una explosión" y vio a un joven "corriendo" mientras se agarra el brazo

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
  • Audiencia provincial de Sevilla.

La Sección Séptima de la Audiencia de Sevilla ha celebrado este miércoles el juicio promovido contra el varón acusado de intentar asesinar supuestamente a un varón al que disparó presuntamente en el pecho con una escopeta de caza en el Polígono Norte de la capital andaluza, una sesión en la que el inculpado ha negado tal extremo y ha asegurado que sólo oyó "una explosión" tras la cual vio a un joven "corriendo" mientras se agarraba el brazo, mientras la víctima del impacto le ha identificado "sin ninguna duda" como a la persona que vio "medio asomada" a un balcón con un arma larga.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, los hechos habrían acontecido sobre las 11,50 horas del 2 de julio de 2020 en la calle Moguer del Polígono Norte de Sevilla capital.

Allí, Vicente A.J., de unos 25 años de edad, habría disparado presuntamente desde la ventana de su vivienda con una escopeta recamarada de caza contra la víctima, un varón de nacionalidad marroquí de 31 años de edad, posiblemente por "cuestiones relacionadas con posibles deudas pendientes" por drogas, según el Ministerio público.

Según la Fiscalía, el acusado disparó al citado súbdito marroquí "con ánimo de acabar con su vida" cuando este salía de un portal y le alcanzó en la zona pectoral izquierda, causándole "numerosas lesiones por la expansión del disparo" en su pecho y brazo izquierdo. El herido cayó en el acerado de la calle Fray Serafín Madrid, logrando caminar unos pasos más hasta la intersección de la calle García Álvarez, donde "cayó finalmente desvanecido", hasta ser finalmente asistido y ser sometido a cirugía torácica y sutura y el drenaje de un pulmón.

ESCUCHÓ "UNA EXPLOSIÓN"

Durante la vista oral, Vicente A.J. ha asegurado que no conoce "de nada" a la víctima del disparo y que no posee ningún arma de fuego, negando además conocimiento de que en el entorno de su domicilio funcionase un punto de distribución de drogas. Según ha dicho, aquella mañana oyó "una explosión" cuando estaba en su vivienda y cuando se asomó a la calle se percató de que había "un chaval corriendo" mientras "se agarraba el brazo".


El acusado ha asegurado además que ni tan siquiera vio cómo tal ese "disparo", sino que sólo escuchó "la explosión", negando cualquier participación en el asunto y encuadrando el mismo en que se trata de "un barrio conflictivo". Días antes, según ha rememorado, "habían pegado fuego a unos cubos de basura y también había ardido un coche". Igualmente, ha esgrimido que a la hora del registro policial de su vivienda, los agentes no encontraron armas de fuego.

También ha comparecido el varón víctima del disparo, quien ha relatado que conocía "de vista" a Vicente A.J. porque es un individuo "famoso" en la zona al trabajar como "guardia" de un punto de venta de drogas. "Por eso tiene armas ahí", ha asegurado, indicando que "todo el mundo que compra (drogas) allí, le conoce".

RECIBIÓ "UN TIRO" AL SALIR DEL PORTAL

Según ha narrado, aquella mañana acudió al mencionado punto de venta de drogas del que era "cliente" y, tras comprar "tres euros de hachís", salió del portal del edificio a la calle, donde escuchó que le increpaban al grito de "tú ¿otra vez por aquí?". Al girarse hacia la voz, según ha relatado, encajó "un tiro" en el pecho y entonces "todo el mundo" le dio "vueltas".

Ello, antes de que pudiese si quiera responder a su interlocutor que él no era quien el mismo "creía", es decir que a su entender le había confundido con otra persona.

Según ha explicado, al encajar el disparo "no aceptaba" que le hubiesen dado "un tiro" porque nunca ha tenido "problemas con nadie". "¿En serio un tiro?", ha preguntado retóricamente rememorando los pensamientos que le cruzaron la mente en aquel momento.

En cualquier caso, ha asegurado que pese a todo, pudo ver al acusado "medio asomado a un balcón" y empuñando un arma "de caza, larga, una escopeta". Cara a cara con Vicente A.J., le ha identificado "sin ninguna duda" como la persona a la que vio con el arma, manifestando que está "seguro" de que era él.

Finalmente, ha expuesto que fruto del impacto encajado, resultó con "19 perdigones" en el cuerpo, algunos de ellos "como tapones en el corazón", y sufre "temblores" en el brazo izquierdo, en el que ha perdido "la fuerza".

La Fiscalía achaca a Vicente A.J. un presunto delito de asesinato en grado de tentativa, reclamando para él diez años de prisión y 15 años de prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima, entre otros extremos.

COMENTARIOS