Quantcast
El tiempo en: Sevilla
Viernes 17/09/2021

Sevilla

Los policías locales de barrio: los vecinos más esperados en Sevilla

Los primeros agentes de la unidad recogida en la RPT municipal desde el año 2017 empiezan a patrullar por las calles

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Los agentes atienden y solucionan los problemas “cotidianos” del vecindario
  • Comerciantes y vecinos aplauden su presencia porque les da “seguridad”
  • Las 300 plazas convocadas irán “todas” a la Policía Local de barrio

Los placeros del mercado del Tiro de Línea tienen clientes nuevos a los que esperaban desde hace años. Y en Bami, vecinos y comerciantes saludan a los inquilinos que se han incorporado a la zona.Tanto en el Tiro de Línea como en Bami, zonas adscritas a una de las cuatro demarcaciones en las que se ha dividido la ciudad, patrullan, literalmente, a pie de calle los primeros once agentes con funciones específicas de Policía de barrio, una unidad ya recogida en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del Cuerpo desde 2017, impulsada por la actual Delegación de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla, y que cuenta ya con efectivos. 62 para ser más exactos. Serán 300 las plazas de Policía Local convocadas antes de que termine el actual mandato municipal en 2023 y “todas irán para la Policía de barrio”, afirma el delegado Juan Carlos Cabrera (PSOE).

Desde la década de los noventa, todos los Gobiernos locales, de diferente signo, lo habían intentado. Ahora se ha hecho efectivo y está rubricado en el acuerdo entre PSOE y Cs por el que éste último garantiza la estabilidad en el Ayuntamiento hispalense hasta el final del mandato.

Mario Domínguez, portavoz de la Policía Local, recuerda que lleva 31 años en el Cuerpo, los mismos que escuchando las “palabras mágicas” de Policía de barrio.

Mercado Tiro de Línea

Es viernes, primera hora de la mañana, y los dos policías de barrio del Distrito Sur del turno de mañana (hay también un turno de tarde con otros dos agentes) entran en el mercado del Tiro del Línea.

Alfonso Cortés, intendente jefe del Distrito Sur, cuenta que el presidente de la plaza de abastos les ha solicitado su presencia para que “haya más sensación de seguridad”. La ronda sirve también para que los policías se vayan con una demanda que trasladar al Distrito: los placeros quieren más pasos de peatones para facilitar la entrada.

La Policía de barrio, explica Mario Domínguez, es la que “da una solución a los problemas cotidianos de la gente”. “Somos esa cara amiga a la que avisar de que hay una farola que no funciona, o para pedir ayuda porque no se sabe dónde acudir para poder denunciar algo... Somos uno más del barrio”, apostilla el portavoz policial.

El Distrito Sur se ha dividido en cuatro zonas “según su conflictividad”. En cada una de ellas, los problemas diarios de los vecinos son diferentes: gorrillas y aparcamientos indebidos en Bami; indigentes en el Tiro de Línea; excrementos de animales en casi todos los barrios,... Y desde que irrumpió la pandemia del coronavirus: fiestas, ruido e incumplimiento de las medidas sanitarias, afirma el intendente jefe.

En la zona de las Tres Mil, la presencia de la Policía de barrio contribuye, además, a luchar contra actividades delictivas. La presencia de una patrulla en apoyo a Emasesa permitió que un vecino alertara a los agentes de una plantación de marihuana en el interior de un piso. Se terminó desmantelando e interviniendo más de 200 plantas, recuerda Cortés.

En el caso del Polígono Sur, y con el fin de que la convivencia no se deteriore más,  la Policía de barrio tiene establecidas varias rondas a la semana.

Para esta unidad, la principal fuente de información es la junta municipal de distrito. Sus responsables son los que trasladan cuáles son las reclamaciones vecinales.

Trinidad Camacho es la directora general del Distrito Sur: “Estos policías son la garantía de que las cosas van a mejorar. La gente necesita verlos en las calles. Les da seguridad”.

Están siendo muy bien acogidos. Eran muy demandados. Sienten su cercanía a la hora de atender necesidades que habitualmente no pueden realizar otros policías que van a casos muy específicos”, subraya la delegada del Distrito Sur, Marisa Gómez.

COMENTARIOS