El tiempo en: Sevilla
Viernes 24/05/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

sociedad

Los dos presuntos asesinos del hostelero de La Rioja emplearon "violencia desmesurada"

Fue "golpeado sin posibilidad de defensa", tras lo que quedó inmovilizado y encerrado en una habitación

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Casa de Pradillo en la que viven dos presuntos implicados. -

Los dos presuntos autores del asesinato del hostelero Guillermo Castillo, ocurrido en su domicilio de Cuzcurrita del Río Tirón (La Rioja) el pasado 2 de mayo, emplearon una "violencia desmesurada" en el asalto para hacerse con un "ridículo botín" de apenas 600 euros.

Así lo ha detallado este miércoles el portavoz de la Guardia Civil, Miguel Ángel Sáez, durante la rueda de prensa en la que ha informado de la operación Squilla, acompañado por la delegada del Gobierno en la comunidad riojana, Beatriz Arraiz, y el coronel jefe interino de la Benemérita en La Rioja, Enrique Moure.

En la operación, que continúa abierta, se ha detenido a una tercera persona que se encuentra en libertad con cargos, por otras causas relacionadas con los hechos, pero que no participó en el asesinato, producido por golpes.

Los dos presuntos autores del crimen, quienes se encuentran en prisión, son dos varones de 38 y 53 años, naturales de España y Portugal, residentes en Logroño y Laserna (Álava), respectivamente, y ambos cuentan con un "amplio historial delictivo", según ha relatado Sáez. 

El día del asesinato, uno de los detenidos disfrutaba de un permiso carcelario y el otro portaba una pulsera de control telemático para la reinserción de las personas presas.

MINUCIOSA INSPECCIÓN

La investigación se inició tras la aparición del cuerpo sin vida de este hostelero de 78 años en su vivienda de Cuzcurrita de Río Tirón, muy cerca de su restaurante "Bodega Guillermo".

Agentes de la unidad orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en La Rioja realizaron durante cuatro días una "minuciosa" inspección técnico-ocular en el interior del inmueble, en su exterior y en varios vehículos, además de tomar manifestación a numerosas personas relacionados con el entorno familiar, social y laboral del fallecido. 

Tras analizar los indicios y las evidencias recogidos en las escenas del crimen, junto a los testimonios recabados, los investigadores establecieron que el móvil del asesinato había sido un robo, ya que los asaltantes creyeron que Castillo guardaba una importante cantidad dinero en su domicilio, según el portavoz de la Guardia Civil.

En la madrugada del pasado 2 de mayo, los presuntos asesinos se desplazan de Logroño a Cuzcurrita del Río Tirón en un turismo que dejaron estacionado en las proximidades de la vivienda del hostelero.

GOLPEADO SIN DEFENSA

Castillo, quien les dejó pasar a su domicilio al reconocer a uno de ellos, fue "golpeado sin posibilidad de defensa", tras lo que quedó inmovilizado y encerrado en una habitación, mientras que los dos presuntos asaltantes registraron todas las estancias y se dieron a la fuga después de apropiarse de una "ínfima e irrisoria" cantidad de dinero.

Después de que la Guardia Civil consiguiera las pruebas para incriminar a ambos en la muerte del hostelero, les detuvieron y, con la pertinente autorización judicial, registraron sus domicilios, en las localidades de Laserna (Álava) y Pradillo (La Rioja), y dos vehículos. 

Sáez ha matizado que "no se descartan nuevas actuaciones" relacionadas con esta operación, pero se ha informado de la investigación debido a "la gran alarma social e intranquilidad" que se generó en el pueblo, de unos 500 habitantes, tras el crimen.

Por su parte, Moure ha felicitado a todos los agentes que han participado en el esclarecimiento del asesinato en estos tres meses y Arraiz ha alabado la "profesionalidad" de la Guardia Civil en una investigación "complicada".

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN