El tiempo en: Sevilla
14/04/2024  

Valencia

Camps niega una relación de amistad con el Bigotes: "Todo esto es un montaje"

"Todo esto es un montaje espectacular que no hay por donde cogerlo", ha indicado el exdirigente del PP valenciano

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • El expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps. -

El expresidente de la Generalitat valenciana Francisco Camps ha negado este lunes una vez más que tuviese una relación de amistad con el empresario de la trama Gürtel Álvaro Pérez, el Bigotes, o que le prometiese trabajo con el PP o con la administración, como ha señalado éste durante su declaración en el juicio que celebra la Audiencia Nacional.

"Todo esto es un montaje espectacular que no hay por donde cogerlo", ha indicado el exdirigente del PP valenciano ante los medios a la salida del juicio de una pieza del caso Gürtel, relativa a la presunta adjudicación irregular a la trama del montaje de un expositor en Fitur 2009, en el que Camps afronta a una petición fiscal de dos años y medio de cárcel por fraude y prevaricación.

Álvaro Pérez, el Bigotes, en prisión por otras piezas del caso y que ha llegado a un acuerdo con la fiscal, ha aseverado durante su declaración que Camps y él eran "amigos" desde 2003, que el expresident le dijo que se trasladase a Valencia para hacer "todos los actos del partido" y que acudió al exdirigente popular para intentar conseguir trabajo en la administración valenciana: "Yo le pedía a Paco Camps que me ayudara, y él me ayudaba".

Una versión con la que discrepa "absolutamente" Camps, que ha asegurado que su relación con el Bigotes era exclusivamente para "actos del partido" y que fue enviado por el PP a nivel nacional a Valencia para organizar campañas electorales.

"Este señor me invitó a su boda y fui de manera absolutamente cortés", ha explicado Camps, que ha dicho que simplemente escuchó y aplaudió el discurso en el que el Bigotes le elogió al decir que era "cojonudo como persona y como amigo" y que no fallaba "jamás".

También ha restado valor a la conversación "mantra" reproducida en el juicio en la que felicitaba las fiestas navideñas a este empresario, a quien se refería como "amiguito del alma" y le decía "te quiero un huevo", y ha subrayado una vez más que se trató de una felicitación navideña.

Ha negado asimismo haber estado "inquieto en absoluto" durante la sesión de este lunes, en la que el tribunal ha tenido que pedirle "respeto a la sala" y ha señalado que simplemente les estaba preguntado una duda a los abogados.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN