El tiempo en: Sevilla
Jueves 25/07/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Valencia

La Policía lo tiene claro: la Gürtel se asentó en Valencia por la relación Camps-Bigotes

Morocho, inspector de Policía, apoya la tesis de la Fiscalía: en 2004 la trama se desplegó en Valencia por la buena relación que El Bigotes entabló con Camps

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Francisco Camps -

El inspector de Policía que investigó el caso Gürtel ha explicado que la trama se desplazó a la Comunidad Valenciana por la "buena relación" que tenía el empresario Álvaro Pérez, El Bigotes, con el expresidente Francisco Camps, y porque consideraban que obtendrían negocios tanto en el PP como en la Generalitat.

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a Camps y a más de una veintena de acusados por adjudicaciones presuntamente irregulares a la red Gürtel en Valencia ha escuchado este miércoles el testimonio del inspector que dirigió las pesquisas del caso en la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), Manuel Morocho, y dos compañeros.

Los tres han ido ratificando, uno por uno, los informes que han sentado las bases de la acusación de esta rama del caso Gürtel, y Morocho ha apoyado la tesis de la Fiscalía: en 2004 la trama se desplegó en Valencia por la buena relación que El Bigotes entabló con Camps, algo que el primero suscribe y el segundo niega tajantemente.

Morocho ha explicado que, "merced" de esa "buena relación", se produjo esa "basculación" de la "estructura Correa hasta Valencia" en un momento en el que ésta "dejó de tener ese peso a nivel central"; y que los considerados cabecillas de la trama creyeron que eso "les iba a abrir las puertas para las dos actividades principales" de la red: conseguir actos de campaña del PP y obtener contratos con la administración valenciana.

Pero el "paradigma" era el mismo que se siguió en la Comunidad de Madrid: buscaban organizar campañas electorales y "de esa manera conseguir el favorecimiento de la contratación pública".

Morocho ha hablado de una relación de "proximidad" y "familiaridad" entre Camps y El Bigotes, según denotan las conversaciones telefónicas analizadas, en las que el expresident y su mujer muestran un "agradecimiento" al empresario "por todo lo que está haciendo por la familia", ha dicho.

Según el inspector, se puede considerar que Álvaro Pérez "trabaja para el presidente" y no tanto para el PP valenciano, y también ha mencionado los regalos que le hizo a Camps, a su mujer, al exvicepresidente valenciano Vicente Rambla y a su mujer, en los que, según las conversaciones, ponía "mucho de sí mismo" y daba a entender que eran contraprestaciones "ad hoc" para que se le reconociese.

También le entregó -ha proseguido el testimonio policial- regalos a ex altos cargos como el ex secretario general del PP Valenciano Ricardo Costa; el exvicesecretario de organización David Serra; o el el exvicepresidente valenciano Víctor Campos, nombres que también figuran entre los listados de llamadas de El Bigotes aquellos años en los que la trama Gürtel trabajó en Valencia.

Como en los demás juicios de la macrocausa en los que ha declarado, el inspector ha relatado el "modus operandi" de la red, que presentaba una "actuación coordinada y unitaria" con independencia de la administración para la que trabajase y que tenía como "objetivo final" el "enriquecimiento" económico.

Para ello, se fraccionaban contratos, se troceaban facturas con otras sociedades del grupo o ajenas, y se generaban compensaciones internas "para que el dinero recibido de la Generalitat" o de alguna conselleria fuese "a la caja de la sociedad" que ellos querían.

La Fiscalía pide dos años y medio de cárcel y 10 de inhabilitación para Camps al considerar que hay indicios de que dio presuntamente instrucciones para contratar con Gürtel el montaje de un expositor de la feria Fitur de 2009.

Además de él, están acusados tres de sus exconsellers (Alicia de Miguel, Manuel Cervera y Luis Rosado) y otros ex altos cargos como David Serra.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN