El tiempo en: Sevilla
Sábado 13/07/2024
 

Sevilla

Exclusiva

El exdirector de Osuna dimitido por irregularidades sigue como cargo intermedio del SAS

Tras su dimisión como director económico, ahora es Jefe de Servicios Administrativos de Gestión y Desarrollo Profesional del Área de Gestión Sanitaria

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La documentación aportada por CGT y a la que tuvo acceso Viva. -
  • El sindicato CGT exige por carta a la consejera de Salud el cese del “ladrón y corrupto”
  • Salud explica que ha vuelto al mismo cargo que tenía antes de ser director económico del Área Sanitaria
  • La resolución de la Oficina Andaluza Antifraude confirmaba las irregularidades e instaba al SAS a actuar

El exdirector económico-financiero del Área de Gestión Sanitaria de Osuna (AGSO), Casto Ortiz Montaño, que dimitió de su puesto tras la resolución de la Oficina Andaluza Antifraude (OAAF) que confirmaba las irregularidades de este cargo en fraccionamientos de contratos, procesos selectivos y cobro de nóminas complementarias indebidas, ejerce desde el 21 de agosto como Jefe de Servicios Administrativos de Gestión y Desarrollo Profesional en el mismo hospital, extremo por el que el sindicato CGT ha pedido su cese inmediato a la consejera de Salud y al SAS por “ladrón y corrupto”, exigiéndole que sólo se mantenga como auxiliar administrativo.

Como informó en exclusiva Viva Sevilla el pasado 20 de julio, la OAAF confirmó en su resolución 264/2023 del 13 de julio la existencia de irregularidades en la gestión del exdirector económico-financiero del AGSO, Casto Ortiz Montaño, instando al Servicio Andaluz de Salud (SAS), como “organismo competente” a abrir un procedimiento para la “restitución de la legalidad o reparación del daño”.

En concreto, se le atribuye el fraccionamiento de varios contratos de mantenimiento del hospital de la Merced de Osuna cuando existía un convenio marco con Ferrovial para llevar a cabo estos trabajos, irregularidades en diferentes procesos selectivos a los que había optado Casto Ortiz para ascender de categoría laboral en el SAS y el cobro de nóminas complementarias indebidas, entre ellas nocturnidades o fines de semana que no realizaba.

Casto Ortiz presentó su dimisión del cargo el mismo día en el que la resolución de la OAAF llegó a las partes, el 18 de julio, “y se fue de vacaciones”, según el sindicato CGT, denunciante desde hace más de año y medio de las irregularidades y corruptelas de las que era protagonista, a las que se sumaron las denuncias de la Plataforma Sanitaria de Osuna por los “abusos y maltrato” a los que tenía sometido a la plantilla el director económico-financiero.

CGT, tras la resolución de la OAAF, había reclamado al SAS que Casto Ortiz se reincorporara sólo como auxiliar administrativo, el único puesto que considera que le corresponde. Sin embargo, el 21 de agosto se reincorporó al hospital de Osuna y ha asumido un cargo “intermedio”, Jefe de Servicios Administrativos de Gestión y Desarrollo Profesional, por lo que el sindicato considera que la respuesta del SAS, en lugar de “realizar lo ordenado por la Oficina Antifraude”, ha optado por “premiar al corrupto con otro cargo de responsabilidad”.

Los cargos y los ceses

La directora de Enfermería del AGSO, en respuesta a un escrito de CGT y al que ha tenido acceso Viva, confirmaba que el puesto de Casto Ortiz es el de auxiliar administrativo y que “actualmente ejerce el Cargo Intermedio de Jefe de Servicios Administrativo de Gestión y Desarrollo Profesional del AGSO”, así como justificaba que no pudiera celebrarse una reunión con la Gerencia al estar inmersos en un proceso de selección de los cargos directivos.

De hecho, el director gerente de Osuna, Celso Ortiz, fue cesado el 15 de agosto, una decisión que el SAS englobó “dentro del proceso de renovación habitual de equipos directivos” pero que se llevó a cabo en medio de las críticas no sólo por la resolución de la Oficina Andaluza Antifraude, de la que se hicieron eco posteriormente numerosos medios de comunicación, sino por las numerosas denuncias por la falta de personal en el Área Sanitaria de Osuna, al igual que en la Sierra Sur de Sevilla.

Fuentes de Salud confirman que Casto Ortiz ocupa el puesto de Jefe de Servicios Administrativos de Gestión y Desarrollo Profesional, pero puntualizan que no es un puesto de nueva creación, sino que es “el que tenía antes de ser nombrado director económico”.

Sobre la resolución de la OAAF, insisten en lo dicho el 20 de julio a Viva Sevilla, que “la Unidad Antifraude del SAS está elaborando un informe de actuación. Una vez finalizado se tomarán las medidas oportunas”.

Tras conocerse la reincorporación de Casto Ortiz y a un puesto intermedio dentro del organigrama del SAS, el sindicato CGT ha remitido una carta a la consejera de Salud, Catalina García, en la que le reclama que “le sancione de una vez y se le aparte de forma permanente de cualquier puesto de responsabilidad”, una dura misiva, pasada por registro y a la que ha tenido acceso Viva, a la que todavía la titular de Salud “no ha contestado”, según Paco Espada, secretario general CGT-Sierra Sur Sevilla y firmante de la carta remitida a la consejera.

Carta a la consejera

En la misiva, en la que le recuerda a la consejera las reuniones que ha mantenido con ella y con diversos directivos del SAS y de la Consejería, le pregunta directamente a Catalina García si “¿está usted en conocimiento de ello? ¿está usted de acuerdo que en lugar de ponerlo en su puesto base se le vuelva a premiar al corrupto con otro cargo de responsabilidad? ¿deben de seguir quienes han tomado esa decisión ejerciendo los cargos que ostentan?”.

“Sra. Consejera, volvemos a sentir vergüenza ajena por todas las decisiones tomadas ante las evidencias de las pruebas presentadas, mas podríamos entender que se necesitaba un pronunciamiento de algún ente oficial para tomar decisiones”, asegura CGT en su escrito.

“Ahora ya lo tiene (por la OAAF) y en base a ello, no solo pedimos, sino que exigimos nos responda a esta carta certificada y nos diga si va a tomar una decisión acorde a todas las irregularidades cometidas por Casto Ortiz Montaño, y que desde este sindicato entendemos que no puede ser otra inferior a que, desde ya, ocupe su puesto base aun habiendo sido este, también obtenido de forma ilegal. Se le sancione de una vez y se le aparte de forma permanente de cualquier puesto de responsabilidad”, apunta CGT.

No vamos a consentir que un ladrón y corrupto, sea premiado por quienes nos representan debiendo velar por los intereses de la comunidad, y al igual que llevamos más de año y medio denunciando la corrupción de Casto Ortiz, vamos a seguir denunciando de ser necesario, a cuantos cómplices de los corruptos existan. Y si para ello hemos de seguir publicando cuantas pruebas tenemos, lo haremos. Como máxima responsable, debe y tiene la obligación de actuar en lo que sus subordinados no lo han hecho”, concluye el sindicato.

“Usted nos engañó”

La extensa misiva recoge una relación de reuniones que el sindicato mantuvo con Catalina García cuando era viceconsejera de Salud y con diversos cargos de la Consejería, entre ellos su actual viceconsejero, Miguel Ángel Guzmán Ruiz, quien era gerente del SAS cuando comenzaron las denuncias, y la directora General de Personal, Carmen Bustamante Rueda.

Según asegura CGT, García se comprometió con ellos cuando era viceconsejera a que “Casto Ortiz Montaño, NUNCA sería el director económico administrativo. Esto nos lo confirmó a través de las llamadas de teléfono que le realizó quien suscribe (Francisco Espada) tras los comentarios que existían de lo contrario. Usted nos engañó en todas y cada una de las ocasiones”, asegura el sindicato.

CGT avisa de que “al igual que disponíamos de todas las pruebas para realizar las acusaciones a Casto Ortiz, también las tenemos de todo lo aquí expuesto, por lo que si lo desea puede darnos una reunión y al igual que le enseñamos aquellas, le enseñaremos estas”, documentación que sirvió de base a la primera información que publicó Viva Sevilla sobre este caso el 24 de mayo de 2022.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN