El tiempo en: Sevilla
Jueves 20/06/2024  

Sevilla

Sanz quiere tener las 300 nuevas casetas para la próxima Feria

El proyecto, ahora en análisis, pasa por retranquear la calle del Infierno y ganar dos calles, además de por optimizar otros espacios del Real

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • Incluiría una inversión “importante”, superior a los diez millones, y dotar las calles de las infraestructuras necesarias
  • Respalda la idea de Juanma Moreno de que la Feria mueve unos seis millones de euros a la hora, unos 1.152 millones
  • Invita a todos los sevillanos a decidir “entre todos” en la consulta si se mantiene el modelo de Feria largo o el corto

El objetivo del alcalde de Sevilla, José Luis Sanz, es tener para la próxima Feria de 2025 las casi 300 casetas nuevas que ganaría con el retranqueo de la Calle del Infierno, que se estimó en su día entre 10 y 12 millones de euros, mientras confirma que, con los datos a mitad de la edición de este año, ya se puede hablar de una Feria “histórica”, una fiesta mayor cuyo impacto supera los seis millones de euros al día y que el próximo año podría volver al modelo corto que él defiende, siempre que así lo decidan los sevillanos en la consulta que habrá la próxima semana.

La modificación del recinto ferial, según ha explicado el alcalde de Sevilla en el programa especial Ganas de Feria de 7TV Sevilla, es un proyecto urbanístico que se está estudiando en estos momentos en la Gerencia de Urbanismo que pasa por “retranquear un poquito” la Calle del Infierno para “sacar casi dos calles y optimizar algunos espacios”, lo que permitiría obtener casi 300 casetas nuevas que “si todo va bien pondremos en marcha en la próxima Feria”.

La ampliación, que podría hacer que “corra la lista” de las casi mil casetas que están en estos momentos en lista de espera, algunas con peticiones de hace 29 años y que quizás ya “no les interesa”, también requeriría una “inversión importante”, que Sanz no ha cuantificado pero que en su día se estimó entre diez y doce millones, y que pasaría no sólo por asfaltar o adoquinar esas dos calles, sino dotarlas de las infraestructuras necesarias de agua, saneamiento y eléctricas que se están estudiando.

De hecho, ha destacado la inversión de más de un millón de euros que ha afrontado el Ayuntamiento, como propietaria de las infraestructuras eléctricas del recinto ferial, para que Endesa pudiera acometer la instalación nueva que independiza al Real de los barrios colindantes, como Los Remedios y Nueva Tablada, lo que permitirá que el año que viene que la Feria cae cercana a mayo, con la última fase que queda pendiente, que “pueda haber más aires acondicionados en las casetas”.

Balance de la Feria

“Ya sí podemos hablar de que es una Feria histórica, decía Sanz vistos los datos de Tussam, Lipasam y visitantes, una fiesta mayor que movería seis millones de euros a la hora, según calculaba el presidente de la Junta, Juanma Moreno, lo que supondría en torno a los 1.152 millones de euros sumando sus ocho días, una estimación que el alcalde de Sevilla considera acertada.

Semana Santa y Feria no son sólo las Fiestas Mayores de la ciudad”, apuntaba Sanz, ya que al margen de su importancia para el ciudadano son un motor importante que hay que “cuidar” ya que su cuyo impacto, entre las dos, puede ser “de unos 6.000 millones de euros”, decía el alcalde, que recordaba que la final de la Copa del Rey dejó unos 60 millones de impacto en la ciudad.

La mejor noticia es que no hay noticia, no hay ninguna incidencia relevante”, aseguraba el alcalde al hacer un balance de la primer parte de la Feria, que sale adelante y sin problemas “gracias a los grandes profesionales que tenemos en los servicios municipales”.

Sanz, que reconocía que prefiere la feria tras el festivo, cuando decae un poco la afluencia de público, cuando “la feria está muy agradable” tras la marcha de muchos sevillanos, volvía a insistir en que el formato de feria de sábado a sábado “es un poquito larga, que esto no hay cuerpo ni bolsillo que lo resista”, pero invitaba a los sevillanos a participar en la consulta entre el martes 23 y el jueves 25 para que “la decisión la tomemos entre todos”.

“A mí lo que me llega, prácticamente todo, es volver al modelo anterior, pero, insisto, tenemos la oportunidad de decidirlo entre todos, de participar en la consulta y de que entre todos tomemos la decisión”, insistía tras ser preguntado por la “encuesta en la calle” que había podido hacer durante estos días de Feria.

Sobre la viralización en redes sociales de peleas o borracheras, ha negado que le preocupe “porque cualquiera que tenga la oportunidad de conocer la Feria sabe que la Feria no es eso” y ha recordado que la Policía Nacional “ha salido atajar de forma inmediata” cualquier incidencia. “No hemos tenido ni un solo problema de seguridad de gravedad en esta feria, no sólo en el recinto, sino en el entorno”, destacando que los problemas de botellón en Los Remedios o en Nueva Tablada “son prácticamente inexistentes” gracias al operativo formado por el millar de agentes de la Policía Local y otros tantos de la Policía Nacional, cuya colaboración es “imprescindible”.

También ha apuntado que del fenómeno del botellón “no tiene la culpa” ni el hostelero ni el supermercado, por eso les parecía “absurdo” mantener la prohibición de vender “un zumo de naranja o de pera” a determinadas horas, dejando “desabastecidos” a los barrios cercanos. “El botellón es un fenómenos que la Administración, el Ayuntamiento, la Policía Local y la Policía Nacional tiene que saber atajar y en ellos estamos, pero no es culpa de las grandes superficies o los establecimientos”, insistía.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN