El tiempo en: Sevilla
19/05/2024
 
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Maeztu interviene de nuevo ante el silencio de la Junta en el caso de Osuna

El Defensor del Pueblo Andaluz vuelve a requerir al SAS y al presidente de la Junta a que contesten a las peticiones de información de CGT

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
  • El hospital de Osuna. -
  • El sindicato denunció la corrupción el que era director económico del Área Sanitaria de Osuna y que continúa como cargo intermedio
  • CGT se dirigió directamente al presidente andaluz y antes a la consejera de Salud, sin recibir respuesta
  • La Oficina Anticorrupción instó al SAS a restituir la legalidad tras constatar que había “indicios de irregularidades” en su gestión

El Defensor del Pueblo Andaluz ha comunicado a CGT Sierra Sur que ha vuelto a requerir a los responsables del Servicio Andaluz de Salud (SAS) y hasta al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que atiendan a los requerimientos del sindicato y le informe de todas las cuestiones que les ha planteado sobre el que fuera director económico del Área Sanitaria de Osuna, Casto Ortiz Montaño, y que, tras su dimisión del cargo, ha accedido a un nuevo cargo intermedio a pesar de la resolución de la Oficina Anticorrupción detectando “indicios de irregularidades” en su gestión al frente del hospital.

CGT ha informado de que, ante la falta de respuesta tanto del presidente de la Junta como de los responsables del SAS, incluida la consejera de Salud, Catalina García, volvió a ponerse en contacto con el Defensor del Pueblo Andaluz, que ya había abierto una queja por la falta de información. A este requerimiento contestó el pasado 11 de octubre la Oficina del Defensor comunicándoles que no ha “obtenido respuesta” de las solicitudes de información cursadas a diferentes instancias de la Junta de Andalucía, “viéndose en la obligación de requerirles de nuevo” que atiendan al sindicato y que se dé parte de ello a la Defensoría.

No entendemos la dejadez e ineficacia de todos los responsables, tanto a nivel del Servicio Andaluz, como aún menos, de los políticos que nos gobiernan”, asegura en un comunicado el secretario general de CGT Sierra Sur, Francisco Espada, que recuerda que se trata de una persona que “ha robado a través de nóminas falsas” y que la Oficina Andaluza Antifraude ha detectado irregularidades que el SAS debe investigar, aunque asegura que “seguimos descubriendo irregularidades”.

 “Los políticos no responden a las denuncias por corrupción y hacen caso omiso a las exigencias del Defensor del Pueblo Andaluz. ¿Qué conclusiones podemos sacar de estas actitudes?”, se lamenta el sindicato, que acusa expresamente al presidente andaluz de ser “responsable directo de mantener a un ladrón y corrupto” ejerciendo un puesto de responsabilidad en la Administración Pública.

De hecho, CGT había acudido directamente a Juanma Moreno para que cesara de forma inmediata al que fuera director económico-administrativo del Área Sanitaria de Osuna, Casto Ortiz Montaño, del puesto intermedio que ocupa en la actualidad mientras el SAS cierra el expediente que tiene abierto contra él por irregularidades en fraccionamientos de contratos, procesos selectivos y cobro de nóminas complementarias indebidas tras la resolución de julio de la Oficina Andaluza Antifraude (OAAF).

A través de una extensa carta pública registrada por el sindicato a mediados de septiembre y a la que tuvo acceso Viva, CGT se dirigía por tercera vez al presidente andaluz para exigir “desde ya y hasta la sanción correspondiente que esperamos ejerza el SAS tras el informe de la Oficina Anticorrupción, el cese inmediato de cualquier cargo en poder de Casto Ortiz Montaño, volviendo a su puesto base aun habiéndose conseguido este también falsificando documentos públicos”, dice textualmente la carta, en la que además se reclama “prontitud” en el expediente que esperan “sancionador” del SAS, que tiene seis meses de plazo máximo para resolver.

El sindicato denuncia que el que fuera exdirector económico-administrativo del Área Sanitaria de Osuna, tras dimitir de su cargo el mismo día que la OAAF comunicaba al SAS que debía abrir un procedimiento para la “restitución de la legalidad o reparación del daño” tras detectar indicios de irregularidades en su gestión, “los mandos del SAS, en lugar de cesarle de forma inmediata, premian sus fechorías, dándole otro cargo de responsabilidad”.

En concreto, a Casto Ortiz se le atribuye el fraccionamiento de varios contratos de mantenimiento del hospital de la Merced de Osuna cuando existía un convenio marco con Ferrovial para llevar a cabo estos trabajos, irregularidades en diferentes procesos selectivos a los que había optado Casto Ortiz para ascender de categoría laboral en el SAS y el cobro de nóminas complementarias indebidas, entre ellas nocturnidades o fines de semana que no realizaba.

Pues bien, CGT asegura que “le vuelven a dar el mismo despacho y cargo intermedio que le han dado cada vez que ha sido sustituido” e incide en que, como jefe de servicio, puesto que actualmente ocupa, es “desde donde ha realizado más del 90% de las irregularidades denunciadas y que, según la Oficina Antifraude, fue obtenido de forma irregular, “no ajustada a los principios de igualdad mérito y capacidad”. El sindicato, además, acusa a la dirección del SAS de fabricar de nuevo un puesto de responsabilidad para Casto Ortiz, “porque dicho puesto jamás ha sido ejercido por ningún otro trabajador”, circunstancia que se une al vacío actual en la Gerencia tras el cese del anterior gerente, por lo que “en esos momentos tiene más poder que antes”.

CGT alude a las propias palabras del presidente andaluz cuando predicaba “corrupción cero en la administración”, apuntándole que “usted y todos los demás que, conociendo nuestras denuncias y en poder de las pruebas incriminatorias que no dan lugar a dudas, se convertirán en cómplices de todo lo ocurrido si no toman medidas”. “¿Quiénes callan y/o esconden la corrupción se convierten en corruptos?”, le pregunta directamente el secretario general de CGT-Sierra Sur, Francisco Espada, a Juanma Moreno en la misiva.

El sindicato denuncia cómo ha dado a conocer a innumerables cargos del SAS y de Salud, empezando por la propia consejera Catalina García, “que tras mantener una reunión con nosotros tuvo toda la documentación en su despacho del Parlamento durante más de dos semanas”, y pasando por el que fuera consejero de Presidencia, Elías Bendodo, el actual presidente del Parlamento andaluz, Jesús Aguirre, e incluso el presidente en dos anteriores misivas, y no “han sido capaces de destituir a un ladrón y corrupto”.

“Es vergonzoso y sentimos vergüenza ajena ver a quienes nos representan en la sociedad defendiendo y/o mirando para otro lado, ante hechos tan graves como los que llevamos años denunciando”, asegura el sindicato, solicitando una reunión urgente a Juanma Moreno para abordar esta situación, invitándole a “preguntar en la Secretaría de Relaciones Laborales de los Servicios Centrales” para recabar testimonios “de su comportamiento hacia las mujeres”.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN